EAU DE COLOGNE

Colonia es agua, agua del Rhin. Los franceses bautizaron ese aroma refrescante con su nombre. El Rhin, caudaloso, azul, navegable, imponente, es la arteria de la ciudad. Junto al rio se cena, se va en bicicleta, se toman copas y se ven pasar los barcos sin prisas.

 

 

 

La cena que nos ofrecieron los organizadores de las jornadas fue en el restaurante-barco Albatros, sobre el Rhin. Una cena con sol, con cerveza, pescado y muchas sonrisas. Su amabilidad es proverbial. En la fotografia junto al escritor  español Ricardo Gomez ( buen conversador, buen compañero de viaje) y en compañía de Ushi, Caroline, Winfried y otros. Ricardo Gomez tiene el copy right de «la ducha caliente» que le ofrecieron tras una charla y de «la humillación húngara» que oyó relatar a unos compañeros escritores. Parece ser que tras una exposición «la ducha caliente» consiste en alabar al conferenciante. Todo lo contrario de la «humillación hungara» según la cual se presenta al  conferenciante diciendo que no es gran cosa pero que es lo único que se ha podido encontrar.

Esos temas y otros amenizaron una velada multilingüe ( gracias a mis teachers) unida por amor a los libros y a la cultura. Ushi y Carolin, nuestras anfitrionas atentísimas, hcieron jornada nocturna atendiendo la carta, traduciendo conversaciones y  pendientes de nuestra comodidad  ¿Que más se puede pedir?

Colonia conserva vestigios de su pasado religioso, comercial y universitario. Su centro histórico está coronado por las torres de la hermosa catedral, una de las más imponentes iglesias góticas que bien merecen una visita. La esbeltez, el colorido y la inmensidad de sus naves se consiguieron nada mas y nada menos que en seiscientos años.

 

 

Mi paseo no fue tan largo. Descubrir Sant Martin, Sta Maria o la deliciosa fachada renacentista de la Rathouse fue un recorrido corto que acabó en una de las muchas plazas que estos dias se abren al sol y a los paseantes.

 

Una jornada variada y amenizada por las visitas que expondré en mi próxima página.

 

TO BE CONTINUED

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *